Yoga, Pilates, Hipopresivos, Ballet, Flamenco, Estética
Yoga, Pilates, Hipopresivos, Ballet, Flamenco, Estética

Yoga

 

En Yoga profundizamos con: Posturas, control de la respiración y visualizaciones uniendo mente y corazón. La finalidad del yoga es sosegar la mente. Al abrir tu cuerpo y tu mente gracias a las posturas, a la respiración y visualización, comienzas a percibir la profunda experiencia de la quietud interior y la conexión con el ser.

Así como la mente humana tiende a perderse en pensamientos del pasado o del futuro, el cuerpo humano existe sólo en el momento presente. El Yoga  incita a tomar conciencia del cuerpo, y concentrarse en el cuerpo obliga a la mente a regresar al presente. Así las preocupaciones disminuyen y los “debería” o los “debo” dejan de existir. El propósito del yoga es reducir el estrés, su práctica es una fabulosa herramienta de transformación.

El yoga nos ayuda a centrarnos. Así, cuando estamos en desequilibrio damos paso al estrés. Cuando las cosas van mal, por este desequilibrio, parece que debemos nadar contra una corriente y mirando siempre hacia fuera en lugar de investigar nuestro interior. El verdadero reto de la vida es encontrarnos “con nosotros.”

La práctica continua de yoga aporta beneficios a medio y largo plazo para la unidad cuerpo-mente. Siempre resulta mejor vivir en un cuerpo más ligero y libre que en uno contracturado, tenso e inmovilizado. El cuerpo humano ha sido creado para moverse con libertad, y gracias a que el yoga integra todas las partes que conforman el ser, los practicantes suelen tener la sensación de haberse “estirado” y ser más libres, sintiéndose después de una sesión relajados y a gusto.

 

LAS POSTURAS

 

Las posturas de yoga son posturas que reequilibran el cuerpo, fortaleciendo las zonas débiles y relajando los puntos tensos. Nos hacen entrenar físicamente y al mismo tiempo trabajar nuestro interior, y no sólo crean espacio en el cuerpo físico, sino que además proporcionan una sensación de espaciosidad psíquica. Al aportar libertad al cuerpo exterior (músculos, huesos, tendones, ligamentos y órganos), las asanas desarrollan y controlan el prana o fuerza vital de las energías sutiles corporales.

La condición física que tengas ahora mismo debe ser tu punto de partida, y no juzgues tu rendimiento por lo mucho o poco que puedas estirarte. Nunca te sientas mal por no poder mantener una postura durante mucho tiempo, ni porque no te salga perfecta. Dedícate a expandir tu conciencia a todo tu cuerpo y, más que mantener una postura, procura concentrarte en la respiración.

El límite de la postura es el punto entre el confort y la molestia, aquel que sientes que es tu tope máximo y donde no hay dolor, sino una leve tensión. Si experimentas dolor al adoptar una postura significa que has sobrepasado tus limites por moverte demasiado deprisa o que no estas alineado adecuadamente. El dolor en los músculos o las articulaciones podría derivar en una lesión, así que jamás lo ignores. Mientras prácticas, procura mantenerte mentalmente presente y no olvides que la postura perfecta no existe. Cada individuo encontrará la forma más enriquecedora de ejecutarla, porque cada cuerpo-mente tiene una serie de necesidades especiales que varían día a día. Así que no te desanimes si no puedes imitar la postura a la perfección.

 

LA RESPIRACIÓN

 

La esencia del yoga no es el grado de profundización de las posturas, sino la respiración. La respiración correcta serena, consuela y sana, aporta vida a tus posturas. Cuando respiras con conciencia te sentirás limpio, ligero y pleno de claridad. Mientras que si respiras entrecortando el aire esto hará que se adormezca la conciencia, creará tensión y anulará la sensación de fluida libertad que aporta el yoga a la unidad cuerpo-mente. Respirar de forma consciente durante cada postura mantiene la mente alerta y evita caer en la rutina. Una vez que la mente está bajo control debido a la respiración, las distracciones se minimizan y resulta más sencillo descubrir la esencia del yoga, que es el dominio de la mente y la reconexión con el propio ser. Durante la práctica de yoga rara vez se respira por la boca, porque la respiración por la nariz filtra y calienta el aire antes de que éste entre en los pulmones.

Con el yoga mejorarás más y más a medida que pasen los años. Tus progresos mentales y físicos continuaran durante décadas. A partir de empezar a practicar esta disciplina, tu fuerza, flexibilidad, seguridad y concentración crecerán cada vez más.

Recuerda que el yoga pretende acercarte a tu verdadero ser, y que su objetivo es eliminar el sufrimiento de la mente.

 

ESTRUCTURA

 

· Conexión con nuestra respiración y visualización.

· Calentamiento con posturas

· Secuencia de posturas y respiraciones

· Relajación

 

Imparte: Eva Cruz 

 

Centro de Yoga y Danza Eva Cruz

Tu Centro de Yoga en Roquetas de Mar (Almería)

 

 Nos encontramos en:
 Calle Platón Nº 18
 04740 Roquetas de Mar

 Almeria

 

Información:      

De Lunes a Jueves

de 16.30 h. a 19.00 h.

 

Telf.: 637 41 26 23 

Centro de Yoga y Danza Eva Cruz en redes sociales :

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Centro de Yoga y Danza Eva Cruz